La entrada al Monumento Nacional de la Cueva del Pindal, que deben visitar, está en estos idílicos acantilados rodeada de una increíble vegetación mediterránea sobre el Cabo de San Emeterio, en las afueras del pueblo de Pimiango, dirección a su faro, casi en el límite con Cantabria. Se descubrieron en 1908 y entre sus pinturas rupestres prehistóricas de hace más de 14.000 años hay un elefante-mamut con su corazón resaltado que les impresionará. La visita dura 40 minutos, la edad mínima es de 7 años. Lleven ropa de abrigo y prevean su visita al estar limitado el nº diario de visitantes en los tfnos. 608 175 284 ó 985 412 321.

Publicado en Llanes